Patrocinadores




PODA Y COSECHA AUTOMATIZADA EN NOGALES: HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA EFICIENCIA

PODA Y COSECHA AUTOMATIZADA EN NOGALES: HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA EFICIENCIA


De la mano de la empresa distribuidora CERTA Chile S.A., la fábrica italiana Monchiero tiene a disposición las autopropulsadas podadora 5050 y la recogedora 20125 FEROX, implementos que se convierten en las mejores alternativas para enfrentar los problemas de mano de obra que enfrentan los rubros de los frutos secos.
________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Conseguir el mejor desarrollo estructural de una planta frutal, regular su carga y, de esta manera, alcanzar una producción de calidad y con la mayor cantidad posible son desafíos permanentes que tiene la fruticultura. Y si a eso sumamos otros imperativos como disminuir costos asociados a la mano de obra y prolongar la vida productiva de los árboles, las labores de poda y cosecha lo más mecanizadas y automatizadas resultan indispensables para la sustentabilidad del rubro frutícola.

Y para abordarlas el equipo comercial de CERTA Chile S.A., empresa distribuidora de sofisticados implementos y maquinaria agrícola automatizada, exhibe una podadora hidráulica montada sobre una pala cargadora que permite disminuir costos y aumentar la durabilidad de las plantaciones.

Para Nicolás Valdés, productor nogalero de la comuna de Padre Hurtado y heredero de una tradición familiar que lo vincula a la producción de nueces desde 1968, la permanente innovación en búsqueda de una mayor eficiencia para reducir los costos ha sido uno de sus sellos distintivos.

Con 200 ha de nogales de las más diversas variedades y con huertos que van desde los 12 meses hasta los 32 años, la explotación agrícola ha enfrentado diferentes coyunturas laborales, que se han movido desde la rigidez a una mayor flexibilidad pero siempre con una evidente escasez de mano de obra.

“Pero los árboles siempre están ahí y las labores también hay que hacerlas. La mecanización ha sido nuestra manera de enfrentar y solucionar estos problemas”, dice Nicolás mientras recorremos el fundo, observando tecnología en riego, fertirriego, telemetría, cosecha, control de malezas y, más recientemente, poda, las que en su conjunto se han traducido en ahorros importantes para el negocio.

Podadora autopropulsada Monchiero modelo 5050

Según detalla Nicolás Valdés, la podadora (ver ficha técnica) que opera en el campo hace sólo un par de meses, permite el trabajo de tres podadores (dos en cada capacho y otro en el suelo) y la eficiencia y los ahorros que han logrado son irrefutables.

“En una semana podaron la misma superficie que en 24 días hicieron tres podadores pero con un método convencional (manual)”, dice, agregando que cada día los podadores han ido perfeccionando la técnica.

Dada la diversidad de huertos existentes, ya que tiene desde 150 a 440 árboles por ha, la podadora Monchiero ha logrado adaptarse a cada uno de los diferentes marcos de plantación.

“Los huertos más viejos cuenta con árboles de 9 metros de altos. Por lo tanto, la poda se hace más lenta porque hay que llegar a las ramas más intrincadas. Pero es en los huertos de alta densidad donde ha mostrado un mejor desempeño. Gracias a sus brazos el podador se mueve mejor alrededor del árbol”, destaca el productor.

Para una recogida extraordinaria modelo 20125

La cosechadora 20125 Ferox de la marca italiana Monchiero (ver ficha técnica) es la evolución de sus modelos antecesores (2075 y 2095) pero más funcional y productiva, erigiéndose como el mejor aliado para huertos de grandes dimensiones.

Según nos cuenta Felipe Sánchez, productor de nueces de la agrícola Pelvin, ubicada en la comuna de Peñaflor, la escasez de mano de obra y la necesidad de cosechar en el menor tiempo posible fueron factores determinantes para optar por mecanizar esta etapa del cultivo y hacerse más eficiente en su proceso productivo.

“Si bien mecanizamos a partir del año 2017, recién esta última temporada adquirí esta cosechadora italiana que cumple tres funciones: barre, hilera y recoge”, dice el productor que en su unidad maneja 100 ha de nogales.

Mecanizando, agrega, ha logrado reducir considerablemente los costos por mano de obra “a casi la mitad”, renovando una serie de aspectos culturales en la etapa de cosecha.

“Eliminando toda esa logística propia de la cosecha manual que requiere un despliegue tremendo, hemos también acotando los tiempos de cosecha. Si antes demoraba un mes y medio cosechando de la manera convencional, hoy día necesitamos 20 días para recoger toda la fruta y con un volumen también mucho mayor”, destaca.

Un aspecto determinante que lo llevó a inclinarse por esta cosechadora que comercializa Certa Chile es que “al ser un máquina compacta y versátil y dada la conformación de mi campo no me vi obligado a eliminar árboles de las cabeceras para que la máquina diera la vuelta. Si bien otras marcas podrían ser un poco más económicas no tenían otras funciones integradas, obligándome a sumar otras unidades anexas para completar el tren productivo pero necesitaban más espacio. Esto a la larga me significaba varias hectáreas menos”, dice.

Por Guillermo Rojas F.
Periodista
grojas@campoytecnologia.cl